Atenas no tiene un problema de vivienda, pero le faltan espacios verdes. La oportunidad de la Olimpiada no es una villa olímpica que después se convierte en barrio residencial, sino la creación de espacios abiertos asociados a infraestructuras o en antiguas instalaciones industriales.
Asimismo, es posible pensar en el uso de edificios administrativos o de oficinas como villa olímpica. Problemas como la seguridad ya fueron incluidos en el diseño original de estos edificios.
La flexibilidad intrínseca de este tipo de construcciones hace que su posible adaptación sea extremamente sencilla.
La coincidencia de las Olimpiadas con el periodo vacacional hace que se puedan usar las plantas que se quedan vacías.
Cada atleta recibe una habitación con muebles de cartón reciclable...
...cuyo proceso de montaje es rápido e inmediato.
Cada pieza de mobiliario esta esponsorizada por una de las compañías que han sido tradicionalmente colaboradores de los Juegos Olímpicos. Intentamos establecer un juego entre cada mueble y cada empresa.