El concurso para el Hotel Proforma animaba a reestudiar la estructura y las condiciones del espacio público contemporáneo. Pensamos que sería util usar como compañeros de viaje algunos proyectos especialmente fertiles de las últimas decadas.
El programa arquitectónico típico no negocia los límites entre exterior e interior, entre privado y público entre propiedad y disfrute... sino que los refuerza y solidifica en aras de una aparente mayor eficacia en los procesos de producción.
Nosotros entendemos la arquitectura precisamente como la negociación de todos estos límites. Podemos pensar el aspacio arquitectónico y los distintos programas como simples cambios de las características de acondicionamento.