La organización espacial de una feria es un asunto monótono, lo que quizás en un fiesta como Juvenalia puede ser un problema. Intentamos intensificar sus características básicas: expositores y atracciones se concentran lo maximo posible y dejan un gran espacio libre de acontecimientos en el acceso.
A las calles obligatorias se le añade alguna diagonal. Contraste entre espacio abigarrado y laberíntico y otro libre y abierto. Organización espacial como argumento de entretenimiento: combinado con un sistema de localización, todo el espacio de la feria es un juego del escondite.
La fachada de los expositores y atracciones que da al espacio abierto esta llena de proyecciones, la mayor de las cuales es el panel de localización de los niños en el juego del escondite.