El muro pretende tensar de manera crítica las relaciones entre la alta tecnología, asociada en la edificación con acabados metalicos, y su uso caricaturizado a modo de baja tecnología al emplear un sencillo rollo de papel de aluminio doméstico.
Papel aluminio conservador de alimentos, pero dispuesto aqui a conservar la pared blanca del museo o de la galeria de arte.
Este proyecto surgió como una instalación para el pasillo de la casa Space Invaders, en el Cabo de Gata. Las bandas de aluminio acentúan la velocidad de despegue del habitante hacia el mar cercano y desmaterializan la textura propia de una pared y su adecuación a la gravedad.